Monterrey Live Music

Dua Lipa en Monterrey: sensualidad, nostalgia y ‘new rules’

Dua Lipa en Monterrey, uno de los conciertos más esperados del año. Ese que apenas se anunció y las ansias ya consumían a los fans. Ese mismo en el que recién salieron a la venta los boletos, las filas de hicieron y acabaron con ellos en un santiamén. El Future Nostalgia Tour, ese show de ensueño que tanto anhelaba el público regio, por fin llegó y lució ante 20 mil almas en el Estadio Banorte.

La euforia por ver a la intérprete de “New Rules” rompió barreras, y vaya de qué manera, pues los emocionados fans optaron por hacer caso omiso a las indicaciones donde se pedía no hacer filas en las afueras del Estadio antes de la hora indicada, pues desde temprano ya podían verse a decenas de personas formadas a las que solo les faltó cemento en las suelas para dejar claro que no se moverían del lugar.

Pasaron las horas y por fin dieron las 16:30. Las puertas del estadio de abrieron y dieron paso a la multitud que con los ojos bien abiertos buscaba encontrar el mejor camino para ser de los primeros en llegar a la primera fila. Algunos lo lograron, otros se fueron quedando atrás, pero todos en cancha y con una visibilidad bastante buena para disfrutar en carne y hueso de su amada Dua Lipa.

Cayó la noche y a las 20:30 comenzó la fiesta, pero aún no con Dua. Fue la DJ Victolicious quien se encargó de encender el ambiente con el poder de sus tornamesas echando a andar toda clase de mezclas que fueron disfrutadas al máximo por el público ya reunido. ídolos del pop resonaron por doquier, y hasta Selena Quintanilla formó parte de este mix de canciones.

Tras los vivaces momentos, la DJ cedió los escenarios a la reina de la noche. Era poco antes de las 21:30 horas cuando en las pantallas del recinto comenzó a reproducirse un clip con “Body Funk” de fondo mientras el equipo de la cantante comenzaba a llegar mientras presentaban a sus bailarines a lo grande.

El público ya estaba por estallar en éxtasis esperando el momento en el que su ídolo saliera al escenario. Y así, de pronto y tomando por sorpresa a todos, ataviada en un resplandeciente body verde apareció Dua Lipa desatando gritos a diestra y siniestra con “Physical”, y es que eligió un hitazo para arrancar la noche.

“Buenas noches, Monterrey. Bienvenidos a Future Nostalgia Tour. ¡Qué comience la fiesta!», saludó Dua lipa a Monterrey haciendo uso de su muy trabajado español, lo que provocó los gritos de los asistentes.

Apenas se estaban componiendo todos del arranque cuando “New Rules” llegó y una vez más los coros sonaron alto. Y no solo se trataba del canto, pues el baile fue otro de los factores que enriquecieron el ambiente a lo grande. La figura de Dua Lipa se deslizaba de por todo el escenario acompañada de sus bailarines en escenas que resultaban deslumbrantes ante los emocionados ojos de sus fans.

El repertorio que Dua preparó para esta gran noche en Monterrey dejó a todos boquiabiertos desde el principio, pues también entre las primeras apariciones de la noche estuvo “Love Again”. Luego la fiesta continuó con “Cool” y la aclamada “Pretty Please”.

Por su parte, “Break My Heart” y “Be The One” se apoderaron de la noche con voces que parecían una sola, obviamente liderada por la aclamada Dua. Y con éstas canciones llegó el momento esperado por todo México: el Dr. Simi sobre el escenario. Y es que resulta que algún habilidoso fan se las ingenió para poder ingresarlo y lanzarlo a la cantante, quien esta vez en lugar de patearlo lo tomó entre sus manos y hasta le cantó, provocando las risas y emoción de los miles de fans.

Y como era de esperarse, Dua no iba a lucir solo un vestuario durante la noche, por lo que bajó del escenario unos momentos para cambiarse y volver a deleitar la pupila de sus fans. Mientras tanto, el escenario se convirtió en una pista de patinaje donde los protagonistas eran sus bailarines, rodando rítmicamente a lo largo de las tarimas mientras a su vez una versión caricaturizada de la cantante se proyectaba en las pantallas.

Pocos minutos después, Dua estaba de vuelta, esta vez en un deslumbrante blanco que hizo juego con “We’re Good” de fondo, para después continuar con “Good in Bed” y “Boys Will Be Boys”.

Una de las canciones más esperadas de la noche hizo su aparición a mediados del show: “One Kiss”. En este momento el baile ya era el común denominador dentro del Estadio Banorte, aunque la reina siempre fue la talentosa Dua que domina el baile tanto como domina su cuerpo. Y para seguir arrancando fuego a la pista “Electricity” y “Hallucinate” salieron a relucir su poderío.

Y si de momentos épicos hablamos, el que se vivió con “Cold Heart” (canción que tiene en colaboración con Sir Elton John) merece la corona. Durante la interpretación de esta canción, Dua Lipa sacó la bandera de México junto con la bandera LGBT+ para ondearlas con orgullo por los aires. El acto provocó ovaciones por parte de las miles de personas que abarrotaban el recinto.

“Future Nostalgia”, ese tema que le da el nombre al tour, fue el siguiente en llegar, para posteriormente abrir paso a una Dua Lipa ahora forrada en un vestuario con destellos dorados. Así, deslumbrante como siempre, interpretó “Levitating” mientras sus bailarines se encargaban de adornar los aires con enormes globos que algunos afortunados pudieron tocar. La vista desde arriba en este momento era impresionante.

Finalmente, después de los momentos tan intensamente disfrutados y de la majestuosa experiencia que nos regaló Dua Lipa, la cantante cerró la noche al ritmo de “Don’t Start Now”, esa misma que la hizo tocar el cielo de la fama. Una hora y media, cuatro vestuarios y una lluvia de éxitos fue lo que nos dejó esta espléndida noche.

Con emoción, Dua agradeció efusivamente a Monterrey, y con ello se despidió para llevarse al país en su corazón. Y es que cómo no amar México, si fue este país el que unos días antes le dio a la cantante el show más grande de su trayectoria hasta la fecha.

Comentarios

0 comments