Kudai en Monterrey, como en los viejos tiempos

0 94

Publicidad

La esperada reunión llegó; después de casi 10 años Monterrey se vuelve a escapar con Kudai, ahora entre recuerdos.

Apenas se dio la noticia de su reencuentro, y Monterrey ya estaba a la expectativa de cuándo sería el día en el que se anunciara una fecha de Kudai en la ciudad con su Lluvia de Fuego Tour. Cuando se le puso día y hora, la espera comenzó con ansias.

La cita fue este 9 de febrero con una velada de lo más disfrutada, que terminó satisfaciendo a cada alma en al Café Iguana.

Formados desde tiempo atrás y con carteles y playeras en mano, como si fuese 2009, cientos de fans hablaban de lo mucho que esperaban con el show, destacando entre sí los recuerdos que lloverían ante cada canción, y así fue.

Alrededor de las 23:00 horas el telón del Café Iguana se abrió para dar paso al viaje que tanto se esperaba. Bárbara, Nicole, Pablo y Tomás dieron el banderazo al reencuentro con “Disfraz”, de su disco ‘Nadha’ lanzado en 2008. “Tal vez” fue el siguiente sencillo en despertar los gritos, mismos que no pararon toda la noche.

La lluvia de recuerdos continuó con éxitos como “Lejos de aquí”, “Tu”, “Nada es Igual, entre otros, pero sin duda la nostalgia se dejó sentir a flote con “Ya Nada Queda”, con un toque acústico bastante grato. Como era de esperarse, las luces de los celulares se hicieron presentes mientras de lado a lado se resonaba el coro.

Desde el 2004, trajeron “Vuelo” de regreso con una respuesta increíble, recordándole el por qué son tan queridos por los regios, y es que esa magia que estaban hace algunos asó, volvió a resurgir como intacta en el momento.

Con “Ven” y “Quiero mis quince” se marcó la recta final, no sin antes disparar sus éxitos de oro: “Escapar” y “Sin Despertar” dejando a su paso fans satisfechos y muy enamorados del momento que vivían.

Aunque la noche iba del todo bien, Kudai se despidió de los regios entre agradecimientos y buenos deseos, pero como era de esperar, éstos no dejaron que la noche terminara así de tajo, y entre gritos la banda volvió al escenario.

Tras una dosis de peticiones, Kudai deleitó aun más a cada alma regia, para posteriormente cerrar su show con dos joyas más de su repertorio: “Llévame” y “Déjame Gritar”.

Fue así como, igual que en los viejos tiempos, Kudai hizo cantar a todo pulmón a Monterrey haciéndolos ‘escapar’ de la rutina para darle paso a una noche inolvidable.

Comentarios
Loading...