Monterrey Live Music

El furor se apoderó de la Arena Monterrey con La Maldita, El Gran, Genitallica y Pato Machete

El furor se apoderó de la Arena Monterrey con La Maldita, El Gran, Genitallica y Pato Machete
SHARE
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on telegram

Vaya posada intensa la se vivió esta noche en la Arena Monterrey. Tres históricas bandas y un artista que ha marcado huella en la escena regia de la música se dieron cita la noche de ayer para brindar una presentación llena de furor.

Pato Machete, Genitallica, El Gran Silencio y La Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio se apoderaron de la Arena en una especie de festival al más puro estilo de Barrio Antiguo a principios de los 2000’s, donde el público pudo percibir la energía, la fuerza y la libertad que solo ellos pueden transmitir.

En punto de las 21:00 saldría el primer artista al escenario para dar la bienvenida a los primeros asistentes que se dieron cita en el recinto de Fundidora. Pato Machete fue el que con sus rimas puso al público con las manos arriba con sus éxitos «Si Señor» e «Ileso» temas de cuando estaba con Control Machete, además de interpretar sus temas propios tales como «Te Contemplo» junto a Fermín IV.

En su presentación contó con un invitado sorpresa: el acordeonista Daniel Piña, con quién rindieron un homenaje al gran Celso Piña al interpretar «Suena y Emociona», canción que puso al público a bailar el icónico tema del acordeonista, para luego cerrar con el emblemático tema de Control Machete, «¿Comprendes Mendes?» Terminando su presentación a las 21:50 horas.

Diez minutos más tarde saldría al escenario la icónica banda Genitallica, que en cuanto salieron al escenario fueron recibidos por un ensordecedor grito por parte del público. Con su rock pusieron a muchas cabezas a moverse y muchas manos en el aire con sus temas «¿Qué fue lo que Pasó?», «Mi Vida no Vale Nada» e «Imagina». Esta última interpretándola vestidos de Monaguillos.

La presentación de la banda se torno nostálgica al rendirle un tributo a Ícaro Contreras, quien fuera una figura importante para la banda y falleció este año. Le rindieron un tributo con la canción «Al Caer», y el público acompañó a la banda con las linternas de sus teléfonos.

Al concierto le faltaba algo, su tradicional slam, y al ver que el público no lo organizaba, Beno bajó del escenario y le dio inicio mientras la banda tocaba «Tengo un Amor». Luego continuaron con su hit «Nada es Igual», y nuevamente el público los acompañó con las linternas de sus teléfonos. Su show terminó a las 22:50 horas con «Mi Vida No Vale Nada», siendo despedidos por el público entre gritos y aplausos.

Un poco atrasados por el cambio de equipo, en punto de las 23:15 salió al escenario El Gran Silencio con su tema «Dormir Soñando» a ritmo de los metales que acompañan a la banda que celebraba 30 años de formación, dando un show emocional con sus temas «Círculo de Amor», «Déjenme si Estoy Llorando» y «Cumbia Lunera», canciones clásicas con las cuales el público no dejo de bailar a ritmo de la música.

Y todo se prendió cuando la banda interpretó su icónico tema «Chúntaro Style», su canción más aclamada, misma con la cual toda la Arena se prendió y empezó a bailar y cantar acompañándolos.

Para cerrar este breve festival de música digno de un Vive Latino apareció la banda estelar: La Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio. La agrupación salió escenario con sus características vestimentas estilo pachuco de los años 20’s y fueron recibidos por una Arena Monterrey que esperaba ansiosa su aparición.

A su ritmo y con sus icónicos temas que no envejecen con el tiempo, «La Maldita» hizo suya la noche. «El Gran Circo», «Don Palabras», «Morenaza» y «Pata de Perro» fueron las canciones con las que la banda puso a la Arena a bailar. Al final cerraron su concierto con sus dos más grandes éxitos: «Kumbala» y «Pachuco», con los cuales se despidieron de su público prometiendo que volverían a traer sus éxitos a esta ciudad.

Así cerró esta gran posada intensa en la cual nunca se dejó de sentir la energía y fuerza de la música, con grandes y legendarias bandas.

Comentarios

0 comments