Monterrey Live Music

Reseña: Babylon, una ventana a los excesos, decadencia y libertinaje del Hollywood de los 20s

Reseña: Babylon, una ventana a los excesos, decadencia y libertinaje del Hollywood de los 20s
SHARE
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on telegram

Babylon es toda una ventana al Hollywood de los años 20. Muestra la frustración por el éxito, por la fama y por lograr ser parte de la innovación, de la vanguardia, mientras al mismo tiempo se goza descaradamente de las mieles que ésto trae como fruto.

Todo aquello que se dice que el mundo de Hollywood «rogaba» porque no se publicara, Chazelle lo retracta en este película de 3 horas donde desborda el exceso, la depravación, el derroche, la decadencia, y mucho más.

Si te suena el controvertido libro ‘Hollywood Babilonia’ de Kenneth Anger, seguro sabrás por donde va la trama, pues fue precisamente este libro parte de las inspiraciones de Chazelle para crear la obra. Damien usó como elemento la hipérbole a lo largo de toda la historia pues se puede disfrutar de toda clase de exageraciones en los momentos de más ímpetu. Incluso hasta llegar a sentirse un poco caricaturesco, como un cartoon que provoca carcajadas en situaciones clave.

Reseña: Babylon, una ventana a los excesos, decadencia y libertinaje del Hollywood de los 20s
Reseña: Babylon, una ventana a los excesos, decadencia y libertinaje del Hollywood de los 20s

Hollywood Babylon pelicula

Aunque no está «basada en una historia real», Babylon sí tiene como inspiración a figuras del cine de los 20s que se vieron rodeadas de todo tipo de escándalos como los que se abordan en la cinta, que si bien no eran tan mediáticos porque la difusión de ese entonces no era masiva, sí era muy bien conocido dentro de la industria lo que pasaba con las vidas de quienes integraban el mundo del cine.

Brad Pitt nos trae un personaje parecido a los que ha adoptado en los últimos años, y lo hace de maravilla. Pero lo de Margot Robbie es otra cosa. Ríe, brinca, baila y llora fenomenalmente. Se mete en su papel espléndidamente y es un deleite verla en acción.

En la dirección tenemos a una figura que ya nos ha dado dos joyas multipremiadas: Damien Chazelle, quien se ha llevado galardones por su trabajo en La La Land y en Whiplash.

Aunque se encuentran relacionadas entre sí, la historia se parte en tres puntos clave, teniendo como foco a la derrochadora Nellie LaRoy (Margot Robbie), al galán de antaño Jack Conrad (Brad Pitt), y al soñador eterno Manny Torres (Diego Calva).

Sobre la trama de Babylon…

La cinta muestra al cine sonoro como una ola que arrasó a múltiples figuras de la industria, representadas a manera de síntesis por estos tres personajes principales a los que poco a poco se les va apagando su luz.

El exceso es el protagonista de los primeros 30 minutos de la película. Drogas en exceso, orgías en exceso, depravación en exceso, derroche al máximo nivel, perversiones y un mundo repleto de delitos.

Mucho de lo que hay en el mítico Código de Hays se puede ver en Babylon. Desde los estereotipos y racismo reflejado en los personajes de Lady Fay Zhu (Li Jun Li) y del jazzista Sidney Palmer (Jovan Adepo).

Y cuando pareciera que no hay más sorpresas, aparece Tobey Maguire brindando una actuación breve pero muy buena como el depravado James McKay, con unos ojos que dan miedo.

Otra aparición clave es la de Flea de los Red Hot Chili Peppers con un papel muy apegado a la historia del jazz en el cine, y que con un simple gesto logra ser una pieza clave en la historia de éste.

No es palomera, oh no. Babylon necesita de al menos un poco de contexto de lo que se hablará, de lo contrario puede que te surjan muchos «porqués» a lo largo de la trama.

En dos palabras la película es decadencia y renacimiento. Muestra la caída de una era (el cine mudo) y la efervesencia de un escalón más en la historia del cine como ahora lo conocemos.

Babylon nos muestra que cine permanece ante toda tempestad. Que es un planeta capaz de atestiguar diferentes «fin del mundo» y sobrevivir a ellos, pero no necesariamente con su misma poblacion, pues ésta es reemplazable.

🎬 Escena clave: La que nos regala Elinor St. John (Jean Smart) en una intensa charla con (Brad Pitt). No queremos spoilear pero el personaje de Elinor lanza un mensaje tan cierto como llegador capaz de reflejar el senitmiento de quienes gozan de las aguas del éxito en Hollywood y luego deben atenerse a la sequía que ésto conlleva. Digno de enmarcarse.

Si te gustó, te recomendamos ver también la miniserie de Netflix llamada «Hollywood», que ahonda un poco más en el Código de Hays y cierta era de la Industria en Los Ángeles. Érase una vez en Hollywood, de Tarantino, también es una historia cortada con una tijera similar.

Estreno:
Babylon se estrena el próximo 19 de enero en los cines de México.

Comentarios

0 comments