Monterrey Live Music

La importancia de Café Tacvba en el Vive Latino

Cafe Tacvba en Vive Latino
SHARE
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on telegram

Corría el año de 1989 cuando el Estado de México fue la cuna de una de las bandas más importantes del país, Café Tacvba. La banda, identificable fácilmente por la icónica voz de Rubén Albarrán, compartió escenario con Molotov, Control Machete, El Tri y muchos otros actos en la primer edición del festival Vive Latino, mismo que se celebró en 1998, dos años después del lanzamiento de «Avalancha de Éxitos», su tercer álbum de estudio.

Café Tacvba definitivamente marcó la historia no solo de la música mexicana, sino también de la música latinoamericana como tal al contar con nueve nominaciones a los Latin Grammy Awards galardonadas en su totalidad y cuatro nominaciones a los Grammy Awards, así como numerosas nominaciones a distintos premios promovidos por MTV.

Los Tacubos saben perfectamente cómo combinar sus inspiraciones y diversos ritmos latinos para entregar un sonido que se ha convertido en el pilar de muchos de los actos musicales mexicanos que han surgido en los últimos 33 años. En sus ocho álbumes de estudio y sus tres álbumes en vivo es más que notorio el empeño y cariño que tienen hacia la música y la composición.

Rubén, Meme, Joselo y Quique, junto al resto del equipo de tacubos, se encargan de preparar y otorgar presentaciones en vivo llenas de emoción, energía, euforia y mucho baile. Y eso el Vive Latino lo sabe muy bien, por ello los ha elegido como parte del lineup en múltiples ocasiones.

La banda ha sido parte de seis de las ediciones de Vive Latino, y este año no será la excepción. Se trata de una de esas bandas que han ido formando lo que hoy conocemos como uno de los festivales más importantes del país, los Tacubos mantienen el espíritu que en 1998 los hizo formar parte del inicio de esta tremenda celebración de la música y el arte latino. Café Tacvba es un grupo que siempre vale la pena ver, siempre nos deja sin palabras, ¡y siempre nos la pasamos bien chido!

Comentarios

0 comments