Monterrey Live Music

The Kooks, 10 Tracks To Echo In The Dark: Un estilo fresco y llamativo, pero…

The Kooks lanza su nuevo disco “10 Tracks To Echo in The Dark”, una nueva propuesta musical que reta sus inicios.

Calificación: 8.3/10

Tras 4 años del lanzamiento de «Let’s Go Sunshine» (2018) y con una crítica que ha ido de mixta a mala, los ingleses liderados por Luke Pritchard han decidido arriesgarse con un nuevo y refrescante sonido, pero ¿lo lograron o fallaron en el intento? Aquí te damos lo bueno, malo y conclusiones de «10 Tracks To Echo In The Dark», el nuevo material de The Kooks.

The Kooks 10 Tracks To Echo In The Dark Nuevo Album

Lo bueno:

Este trabajo cuenta con 10 canciones y una duración de 32:12 minutos haciéndolo demasiado digerible y sencillo de escuchar siendo eso una ventaja para la banda ya que, en trabajos anteriores, las repetitivas canciones y lo poco arriesgadas hacían que fuera demasiado pesado e incluso era mejor dejarlo para después.

Lo interesante de esta placa es que rolas como «Connection», «Cold Heart», «Closer», «Modern Days», «Oasis», «Sailing On A Dream» y «25» son un rock pop demasiado llamativo y que no suena a que intentaron imitar una y otra vez sus trabajos de 2006 y 2011 (Inside In/Inside Out y Junk Of The Heart).

Mas bien, prefirieron irse por un ritmo menos «gutarrezco» pero con mucha más esencia, ambientación y sonidos de acompañamiento, les salió bastante bien pues el teclado, el bajo e incluso metales hacen que sean muy atractivas al oído.

Lo malo:

Al haber estrenado el 70% del disco antes de su salida, ya había ciertos prejuicios de cómo sería su nueva placa, de hecho «Jesse James» era el tema principal que hacía parecer que irían por su sonido de 2011 o 2014 (Listen), cosa que se reafirmó un poco más con «Without A Doubt».

Por otro lado, también tener un espacio que no va ni por lo rockero ni por lo popero es lo que se ve con «Beautiful World» (que ya conocíamos) y le da ese bajón a lo demás que habían presentado.

Quizá es buena porque se fueron por un sonido totalmente diferente para ellos, pero en el disco no resalta en nada, hubiera sido mejor poner singles de 2019 o 2020 como «Got Your Number».

Conclusión de 10 Tracks To Echo In The Dark:

Es un hecho que la banda tomó un paso en la dirección correcta, pero tampoco quiso aventar totalmente la carne al asador y por eso tenemos un par de destellos a sus viejas obras y una que otra experimentación que pudo ir a más, aun así, se agradece esta frescura por parte de Luke y compañía.

Como material completo, podemos decir que es lo mejor que pudieron darnos para acompañar a Inside In/Inside Out (2006), Junk Of The Heart (2011) y Listen (2014), pero no queda fuera de una que otra manchita que les quedó muy impregnada por culpa de Konk (2008) y Let’s Go Sunshine (2018).

Te puede interesar: Foals, LIFE IS YOURS: Frescura pop del verano

Comentarios

0 comments