¡Hola amigos! El Giratour desata la nostalgia

0
1

Publicidad

Monterrey volvió a los ochentas con un tour que trajo a su memoría grandes recuerdos.

El momento esperado por años desde el corazón de muchos por fin llegó. La esencia ochentera resurgió de entre las cenizas para un reencuentro épico con el Giratour Pop & Rock.

Rodeados de curiosidad sobre cómo sería el esperado reencuentro, los fans regios quedaron a oscuras dentro del Auditorio Citibanamex con la emoción al filo esperando la legada.

Un unísono y armonioso “Hola, amigos, ya estamos aquí…” desató los gritos de miles de almas ochenteras mientras las luces se iban encendiendo poco a poco dejando al descubierto a los ídolos que recorrieron la República y el mundo con éxitos que hoy se guardan en la historia de la música pop.

La lágrimas y la piel de gallina no pudieron faltar en quienes presenciaban el momento. Y de pronto, como si ni un año hubiera pasado desde aquella época, todo el mundo recordaba uno a uno los pasos que conforman la coregrafía de tan icónica canción.

Las fichas parecían los líderes del encuentro. El rojo, azul, verde y amarillo de Parchís deslumbró una vez más dando vida a una noche inolvidable. La esencia de Menudo estuvo presente a través de René, mientras que la de la emblemática Timbiriche con Diego y Alix.

MDO, Chamos, Fandango Lara y Monarrez e Ilse y Mimí de Flans trajeron miles de recuerdos con sus clásicos que hoy ya son un himno.

Ya iniciada la fiesta, canciones como “Rock en la Televisión”, “Todos quieren bailar conmigo” y “Con todos menos conmigo” fueron las primeras de la noche, mientras los artistas iban turnándose en el escenario compuesto por un part de rampas y un juego de luces espectacular.

Luego, los recuerdos del amor juvenil se desataron con “Será porque te amo” de Los Chamos.

El tiempo pasaba rápido, pues para el público ver reunidos a sus artistas favoritos años después debería ser algo sin final y más aún con temas como el siguiente en llegar: “La canción de Parchís”. Vestidos a sus colores característicos, Tino, Yolanda, Gemma y Frank salieron para presentarse. Como las famosas fichas que enamoraron a todo el mundo.

“Gracias por mantener los colores en el corazón”, expresó Yolanda ante la gran respuesta del público.

Para continuar con la fiesta, las agrupaciones interpretaron éxitos como “20 Millas”, “No puedo olvidarte”, “Corazón de plomo”, “Ganador”, entre otras, donde los integrantes se mezclaban para dar versiones combinadas muy aplaudidas.

Una de las canciones que no dio al público otra opción mas que ponerse de pie y bailar fue “Claridad” con René, quien bailó los inolvidables pasos que Menudo convirtió en emblema. Más tarde, Lara y Monarrez pusieron el toque melancólico con «desde la trinchera».

Y como las sorpresas no faltaron, de pronto Tino apareció de entre el público para interpretar “Ayúdale” rodeado de fans que buscaban la oportunidad de fotografiarse junto al galán ochentero.

Por parte de Ilse y Mimí, los éxitos de flans volvieron loso a todos, siendo “No controles”, “Corre Corre y “Bazar” una de las más ovacionadas. Luego, uno de los momentos más aplaudidos fue el poder ver reunidos sobre el escenario a Timbiriche y Parchís como en los viejos tiempos, al ritmo de “Twist del Colegio”.

El tiempo iba acabándose pero el público quería más por lo que las agrupaciones regresaron para interpretar algunas canciones más que volvieron locos a todos. El broche de oro estuvo a cargo de “Tu yo somos uno mismo”, de Timbiriche, con un Diego Schoening vistiendo los característicos pantalones holgados que porta en el video. De pronto, todos los integrantes del tupir salieron a escena para despedirse del público regio au na sola voz y dar fin a la enérgica y vivaz noche que dejó a Monterrey viviendo en los ochentas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here