Monterrey Live
Art is not a luxury, but a necessity.

México se robó el corazón de Florence + the Machine

0 127

Publicidad

Espectacular fue la primera presentación en Monterrey de los ingleses de Florence and the Machine.

Los regios llevaban años pidiéndolos y por fin se les cumplió: el pasado martes 18 de junio la banda londinense Florence + the Machine pisó por primera vez la ciudad de Monterrey para dar en el Auditorio CitiBanamex uno de mejores conciertos del año como parte de la gira promocional de su cuarto álbum de estudio titulado “High As Hope”.

La banda salió muy puntual al escenario, pues justo a la hora en que se dijo que iniciaría el concierto hicieron acto de presencia frente al público, desde allí todo empezó muy bien. La agrupación inició con “June”, extracto de su última producción, y seguido de esta sonó “Hunger”, tema que fue coreado por casi toda la multitud presente en el recinto, dejando atónitos a los músicos.

El espectáculo seguía y se sentía una vibra increíble, un grupo muy entregado a sus fanáticos y un público eufórico que en todo momento saltaba y cantaba sin parar; detrás de mí un padre cargando en hombros a su pequeña hija que portaba un disfraz de hada. Esta clase de cosas son las que a uno de le gusta ver en un buen concierto.

La vocalista Florence Welch no podía contener su emoción de estar finalmente en un país que considera una gran influencia en su trabajo.

“Pedí que viniéramos a México, así que estoy muy agradecida de que estemos terminando el tour (norteamericano) aquí, porque siento que ustedes han estado dándome mucho creativamente, espiritualmente, emocionalmente, y estoy muy agradecida por eso, gracias”, expresó.

Welch comentó que Frida Kahlo ha sido una de sus grandes inspiraciones, y que finalmente pudo visitar la Casa Azul en la Ciudad de México, algo que desde hacía mucho esperaba poder hacer, por lo que su paso por nuestro país ha sido una experiencia muy gratificante.

El espectáculo siguió con “Only If For a Night”, “Queen of Peace”, “Patricia” y el tema que sin duda marcó uno de los mejores momentos de la noche: “Dogs Days Are Over”, ya que con esta pieza la multitud entró en completo éxtasis brincando y cantando al unísono, contagiando toda esa emoción a los músicos que miraban con grandes sonrisas a sus espectadores. Durante esta parte del concierto Florence pidió a los asistentes guardar sus celulares, pues quería que en ese preciso instante todos estuvieran “conectados espiritualmente” para cantar y bailar juntos.

Seguido de esto, la cantante interpretó “You’ve Got the Love” de Candi Statton, y aprovechó para desear un feliz mes del Orgullo LGBT a esta comunidad mientras sacaba la bandera representativa de ésta, que llevaba escrito el mensaje “Hold On to Love”, recibiendo una enorme ovación por dicha acción.

Fotografía: Álvaro García

En repetidas ocasiones, Welch no pudo evitar hacer comparaciones entre el público mexicano y el de su tierra natal (Londres), pues dijo que aquí eran mucho más energéticos que los ingleses, algo que la cautivó.

“A ustedes no tengo que pedirles que bailen porque ya lo hacen por sí solos”, comentaba.

Además, durante uno de estos discursos, la cantante dio la impresión de que quería llorar de felicidad, pues mientras hablaba hacía unas pequeñas pausas para retomar el aliento y cubrirse un poco la cara mientras mostraba una enorme sonrisa. Estaba completamente cautivada por nuestra gente.

Después de un breve encore, la banda volvió al escenario para interpretar las últimas tres canciones de la noche, la primera de ellas fue “No Choir”, y le siguió “Big God”, durante la cual algunas personas que se encontraban cerca del escenario le lanzaron algunas telas de colores, haciendo referencia al video de esta canción. Florence tomó algunas de estas y se las puso encima, mientras dijo entre risas: “Oh, veo que están haciendo el video para mí”.

Fotografía: Álvaro García

El espectáculo cerró con broche de oro con “Shake It Out”, dando fin a un concierto que sin duda será considerado como uno de los mejores del 2019. Florence Welch y compañía demostraron que no se necesita un escenario “con mucha producción” para dar un espectáculo de maravilla, pues lo único que había sobre éste eran los músicos con sus instrumentos dando lo mejor de sí mismo para sus espectadores.

Al final, la banda prometió que definitivamente no tardarán mucho en volver a México, algo que muchos esperaremos con ansias, y que después de lo visto en estos tres conciertos por el país, es muy probable que lo cumplan.

Comentarios
Loading...