Twenty One Pilots, una noche legendaria en Monterrey

0 120

Publicidad

Con una Arena Monterrey a reventar, Twenty One Pilots hizo de su concierto, una experiencia épica.

¡Qué noche! ¡Qué espectáculo! ¡Qué entrega! La noche del 1 de mayo se convirtió en leyenda para los fieles fans de una banda que en poco tiempo ha sabido colocarse en la cima, y bien lo tiene merecido: Twenty One Pilots.

Un furor intenso envolvió el ambiente con una entrega total por parte de Tyler Joseph y Josh Dun, quienes evidencian su legítimo interés por hacer feliz a quienes asisten al show. En pocas palabras, no hay momento en el que su alma no esté concentrada en el espectáculo.

Para hablar de la épica noche, es obligatorio retroceder hasta la tarde del martes 30 de abril, donde alrededor de una decena de personas puso viento en popa sus casas de campaña a las afueras de la Arena Monterrey con el deseo de ver a sus ídolos lo más cerca posible. Ahí durmieron con ansias, y para la madrugada del miércoles, más desmañanados que cuerdos, comenzaron a arribar más fans que poco a poco acrecentaron la cola hasta casi la estación “Y Griega” del Metro de Monterrey.

Un verde militar con un amarillo intenso pintaba la extensa fila en donde se escuchaban múltiples conversaciones sobre su amor por la banda. Aún sin conocerse, los fans se ponían de acuerdo para armar sorpresas con las luces de sus celulares en canciones claves de Twenty One Pilots. El sol era intenso y sofocante, pero nunca quemó sus ánimos por ver a la banda estadounidense. El reloj por fin dio las 18:00 horas y las puertas del recinto se abrieron para ver cómo una ola de cientos de personas abarrotaba la cancha del lugar.

Saint Motel, banda de indie pop oriunda de Los Ángeles, fueron quienes amenizaron la espera para los estelares. Aunque breve su repertorio, lograron poner a bailar a quienes ya formaban una sola masa frente al escenario.

Los motores ya estaban más que calentados; todo el mundo en cancha ardía en emoción cuando alguno de los pequeños papeles amarillos que vuelan sobre el show escapaba entre el techo del lugar. De pronto una enorme manta negra con luces amarillentas calló haciendo estallar los gritos de los ya desesperados fans, que para ese entonces ya pedían a gritos a los guardias un poco de agua que calmara su sed.

Con una puntualidad intacta y la Arena a reventar, Twenty One Pilots arribó al escenario. La entrada fue un acto digno de una inauguración estelar; con antorcha en mano prendieron fuego al automóvil postrado sobre el escenario, uno de los elementos más esperados del performance que ofrece la banda.
Ya con el auto envuelto en llamas, “Jumpsuit” comenzó a sonar: miles de celulares se alzaron con una potente luz amarilla, producto de un pequeño papel que los mismos fans se encargaron de distribuir previo al show.

Twenty One Pilots – Bandito Tour – Arena Monterrey 2019

Con el rostro cubierto por un pasamontañas negro, Tyler Joseph recorrió de lado a lado el escenario guiado por la voz de los 14 mil asistentes. La siguiente canción en llegar fue “Levitate”, con una respuesta fenomenal entre el público, pero sin duda, ‘Fairly Local’, fue una de las más intensas, y es que Apenas era el comienzo de la noche y las peculiares sorpresas del dúo ya se hacían presentes. Tras una intensa interpretación del tema abridor, Tyler se dejó caer al suelo para desaparecer ante la mirada de todos y luego aparecer entre el público, en una de las zonas altas del recinto. Quienes se encontraban sentados en la zona, estaban que no se la creían.

En todo momento, esa conexión entre ídolo-fan era palpable. La cercanía que los seguidores sienten con Twenty One Pilots es única. Su pasión por la historia de cada una de las canciones, por la trama que ha forjado la banda en cada disco, hace que aquel momento de cantos, gritos y euforia se convierta en un lenguaje que pocos artistas han logrado formar con sus fanáticos.

‘Stressed Out’, ‘Heathens’ y ‘Lane Boy’, desgarraron gargantas al cien, así como una sorpresa más que tenían preparada para los regios: ‘The Hype’, tema que por primera vez fue tocado en vivo, ¡y vaya efecto el que tuvo!.

Y, como es de esperarse con Twenty One Pilots, las sorpresas seguían, seguían y seguían: Al terminar ‘Nico and the Niners’, una estructura comenzó a descender desde el techo. Poco a poco, Tyler comenzó a subir en ella para cruzarla lentamente al son de “Neon Gravestones”. La experiencia fue una locura, todos pudieron ser testigo de cómo Tyler desafiaba el peligro y se acercaba a los fans del otro extremo.

Sobre este mismo escenario los temas “Bandito” y “Pet Cheetah” tuvieron lugar.

El talento de Josh sobre la batería fue ovacionado durante su esperada Drum Battle. Al fondo todo mundo coreaba su nombre mientras los bombos y tarolas hacían retumbar el lugar.

Twenty One Pilots – Bandito Tour – Arena Monterrey 2019

Desde cualquier lugar de la Arena era cien por ciento disfrutable el espectáculo, y es que Tyler y Josh se encargan de que en todo momento las sorpresas visuales lleguen a cada rincón de donde se presenten, prueba de ello fue el puente que hizo a Tyler pasar de escenario a escenario, cruzando el mar de fanáticos que admiraban a su ídolo desde cancha.

Ya había pasado poco más de una hora, pero la llama del furor que inicio a las 21:00 seguía imponente. ”Holding on to You” y “Ride” salieron victoriosas mientras que “My Blood” desató el baile, y no solo del público, sino también de los guardias que rodeaban las tarimas, pues no hay que pueda decirle “No” a Twenty One Pilots, y mientras las cámaras los enfocaban, sacaban sus mejores pasos de baile. ¡Qué gran ambiente!

La potencia de “Car Radio” marcaba ya la recta final de la gran noche, no sin antes hacer presenciar a los fans un karaoke masivo con la letra de Truce en las pantalla, cantada a una sola voz mientras la emotividad y cientos de lágrimas se desbordaban.

Las luces de los celulares que ya una vez se tiñeron de amarillo, ahora brotaron azules para dar paso a ‘Chlorine’, uno de los más recientes sencillos de Twenty One Pilots que ha sido recibido de manera increíble en la radio.

Después de la experiencia que marcó un gran día en Monterrey, el show llegó a su fin. Tyler y Josh se posicionaron estratégicamente cerca del público y con “Trees” y al ritmo de sus icónicos dos bombos marcaron el punto final de una noche para no olvidar, una noche legendaria.

Comentarios
Loading...