Ramon Ayala y Los Invasores de Nuevo León: fiesta en Monterrey

Ramón Ayala - Invasores de Nuevo León - Auditorio CitiBanamex

0 103

Publicidad

El Auditorio CitiBanamex tuvo un lleno total para ver en vivo a las dos leyendas vivientes de la música norteña.

Este sábado 3 de marzo se vivió una noche soñada por los amantes de la música norteña, pues presentaron en el Auditorio CitiBanamex Ramón Ayala y sus Bravos del Norte y Los Invasores de Nuevo León.

La velada norteña empezó desde las 21:30 horas, momento en el que Los Invasores de Nuevo León se apoderaron del escenario para iniciar el concierto con el que conmemoran 38 años de carrera artística.

La agrupación liderada por Javier Ríos dio un repaso de su nutrida discografía, interpretando éxitos de ayer y hoy, entre boleros, huapangos, corrido y cumbias norteñas.

“Ni que tuvieras tanta suerte”, “Aguanta corazón”, “Lo callaré”, “Playa sola”, “Por qué no le calas” y “Mi casa nueva”, “Para ti mi amor, “Que no se apague la lumbre”, “Cielo”, “Me refiero a ti”, “Ni dada la quiero”, “Bajo mil llaves”, “El corrido de Laurita Garza”, fueron algunas de las canciones interpretadas por los Invasores de Nuevo León.

En la parte final de su show, el empresario Óscar Flores entregó el reconocimiento “Cerro de la Silla” a los Invasores por su larga trayectoria y por la trascendencia artística que han logrado.

Tras la entrega de reconocimiento, los Invasores tocaron algunas canciones con mariachi, hecho que sorprendió a los fans, quienes se unieron a una sola voz con el grupo para cantar “Tu camino y el mío” y “Amor del alma”.

Cerca de las 11 de la noche tocó el turno a Don Ramón Ayala y sus Bravos del Norte, quienes conectaron de inmediato con el público a base de entrega en el escenario y calidad musical.

“Mujer paseada, “Tragos amargos”, “Puño de tierra”, “Baraja de oro”, “Hay unos ojos”, fueron algunas de las primeras canciones que se dejaron escuchar en la presentación del “Rey del Acordeón”.

Al no haber pista en el Auditorio CitiBanamex, los fans decidieron usar los pasillos como pista de baile, en un espectáculo pocas veces visto en este recinto.

“No porque seas tú”, “Rinconcito en el cielo”, “Que me entierren cantando”, “Pero yo no lo conozco”, “El oso negro” (polka), “Recuérdame y ven a mí”, “Que me lleve el diablo”, “Señor Dios”, “Piquito de oro” fueron otros te los temas interpretados por Ramón Ayala, pero el momento más emotivo fue con “No lo vas a creer”, canción cantada a todo pulmón por el público.

La sorpresa de la noche llegó con la reunión de las dos agrupaciones para tocar en conjunto varias canciones, hecho que fue celebrado por los miles de fans presentes, cerrando de esta manera una gran noche de música norteña.

Comentarios
Loading...