Miranda llevó a Monterrey en un viaje del tiempo por 15 años de los mejores éxitos de la banda argentina.

Cada melodía que presentó Miranda ante sus fans, la noche de este sábado en el Café Iguana, valieron la pena los 10 años que esperaron los amantes de esta banda argentina.

El público de Monterrey recibió con los brazos abiertos a la agrupación formada por Ale Sergi, Julianna Gattas, Ludovica Morell, Gabriel Lucena y Anuk Sforza, quienes nos deleitaron con todo un viaje en el tiempo a través de sus éxitos.

En punto de las once de la noche el telón empezó a abrirse al ritmo de “Enero”, la nueva rola que interpreta Miranda junto con Jesús Navarro, vocalista de Reik.

Después siguieron con una lista de éxitos como “Ya lo sabía”, “Nadie como tú” y “Extraño” los cuales tocaron las fibras más sensibles de los espectadores.

Durante el concierto no sólo sonaron sus grandes éxitos, lo cuales se realizaron hace más de cinco años, sino que la agrupación impulsó su más reciente álbum Fuerte.

Fue por ello, que con palabras de Ale Sergi, presentaron una ronda de nuevas canciones como “Tu padre”, “Tu hombre”, y “Cálido y Rojo”, que a pesar de su temprano lanzamiento, ya eran coreadas por todo el público.

Con ello, Ale Sergi tomó un descanso y explico la mágica historia que llevo a que Miranda se hiciera realidad. Explico cómo conoció a Juliana para dar paso a Imán, la primera canción realizada por esta agrupación.

Para la mitad de este concierto los asistentes ya habían pasado toda una montaña rusa de emociones, sin saber que aun faltaba todo un repertorio que representaban los 15 años de Miranda.

Llegó el turno de “Perfecta”, uno de los hits de la agrupación, para darle paso a “Prisionero”, “Hola”, “Yo te diré”, “Ritmo y Decepción” y “Enamorada”, pilares esenciales para que Miranda tuviera tantos seguidores en el mundo.

Casi por terminar llegó el turno de la canción que nos da una de las frases inmortales de la banda: “Don” y su “Guitarra de Lolo” en donde todo el Café Iguana retumbó con la energía que el publico generaba al seguir las ordenes de Ale Sergi de saber “Quién salta más alto”.

Parecía el fin perfecto. Los cinco chicos se despidieron y entraron a camerinos, pero los verdaderos fans sabían que esto no podía terminar así.

Al ritmo de “otra, otra”, los argentinos volvieron a subir al escenario para complacernos con “743” y “Fantasmas”. Agradecieron a la ciudad por tan buen recibimiento y se tomaron la famosa foto del recuerdo y descendieron del lugar.

Y aunque parecía duro tener que decirles “Adiós”, no fue así, pues después de los gritos de los fanáticos, volvieron a subir para en esta ocasión tocar “Bailarina” y “Romix” y tener una despedida adecuada para esta noche.

A pesar de que muchos fanáticos esperaron a las afueras del establecimiento para obtener la foto con la agrupación, esta misma se fue del recinto a los pocos segundos de acabar el show, pues según información confidencial, viajaban muy temprano para su siguiente show.

Comentarios

0 comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí