5 Seconds of Summer, hora y media de locura

La banda australiana 5 Seconds of Summer se presentó por primera vez en Monterrey con un show lleno de energía y pop rock en donde los gritos no cesaron.

0 48

Publicidad

Monterrey.- Gritos aquí, gritos allá, gritos por doquier; la euforia se apoderó la noche del miércoles del Auditorio Banamex con la presencia de cuatro australianos que, apenas pisaron escenario, las miles de gargantas se desataron para no cesar en toda la noche: 5 Seconds of Summer.

La banda revelación de 2014 llegó por primera vez a la Ciudad como parte de su gira ‘Sounds live, feels live’, y el recibimiento de las regias fue… indescriptible.

La cita era temprano, 20:30 horas, sin embargo, las fieles enamoradas llegaron desde mucho antes para comenzar a apoyar a sus ídolos desde las afueras del auditorio entregando a todo el que pasaba pósters, hojas, imágenes; una faramalla total.

Las puertas se abrieron y todo era gritos; desde el acceso y durante todo el camino hacia su asiento. Cada lampareo que daba el staff, cada prueba de sonido, cada anuncio del recinto, cada mínimo movimiento hacía a brincar los corazones de las fanáticas, y cómo no, si después de verlos cientos de veces en televisión, recorrer sus galerías fotográficas, mirar una y otra vez sus clips musicales, y soñar con conocerlos, por primera vez podrían tenerlos frente a ellas; Lucas, Calum, Ashton, y Michael, los cuatro, en vivo y en directo, y solo para ellas. Ya no había pantalla ni monitor que los separara, la banda estaba ahí y las haría temblar con su música.

El show deslumbró por su puntualidad… o eso pensaron ellas. Dieron las 20:30 horas, ni un minuto más, y las luces se apagaron para dar paso a los potentes reflectores rojos sobre la tarima. Las miles de almas tronaron en todo su esplendor, gritaron y fijaron su mirada en las sombras que se dirigían hacia el escenario, sus corazones pararon pero… falsa alarma, no eran los australianos, sino su banda abridora.

Desde Quintana Roo, los chicos de Communión amenizaron el inicio del evento y lograron sobresalir pese a los miles de “¡5 SOS!” que gritaba su público.

Pasaban ya de las 21:30 horas y las ansias se desbordaban de las almas adolescentes hasta que por fin sus plegarias fueron escuchadas, se retiró la manta que cubría la batería, y uno a uno subieron los músicos australianos.

Con un breve y tranquilo pero ovacionado intro con “Carry One” dio comienzo la ensordecedora velada que inmediatamente se dejó caer de golpe con la llegada de “Hey Everybody!”, donde todo el mundo se unió a la fiesta en medio de lágrimas, brincos y mucha emoción.

“¡Es un placer estar aquí por primera vez, desataremos la locura!”, gritó Luke, y así fue.

La noche continuó con “Money”, “Don’t Stop” y “Disconnected”, y cada vez que uno de los cuatro músicos tomaba el micrófono, su fandom demostraba su amor a gritos, creando una batalla entre las miles de enamoradas que tras sus playeras plasmaban el apellido de su chico favorito, aunque al final de cuentas estaban unidas por una misma agrupación, y prueba de ello fue la sorpresa que les dieron cuando sonó “Outer Space”.

Apenas se escucharon los primeros acordes, cada una de las chicas extendió las hojas de papel que cargaban desde el principio de la aventura; éstas llevaban escritas algunas frases como “We won’t leave cause you make me happy”, aunque la palabra que predominaba en todo el auditorio era “Together”.

La interacción que la banda mantuvo con su público fue constante, más aún con “Waste The Night”, que movió de arriba abajo los brazos de las presentes mientras veían desfilar por la breve pasarela del escenario a sus amores platónicos.

Uno de los momentos más eufóricos de la noche fue con “Amnesia”, uno de los temas más coreados y que hizo brotar lágrimas de algunas fanáticas.

Tras “Cast Way”, Michael se dispuso a admirar en silencio el enorme cariño de las regias mientras aún asimilaba la sorpresa que ellas les habían dado. El joven músico observaba de un lado a otro el recinto asombrado por el furor que ellos cuatro provocaban en la Ciudad. Aquel emotivo momento cesó con “Jet Black Heart”.

El baile se vivió al cien con “Girls talk Boys”, y posteriormente los chicos presumieron el poco español que han aprendido.

“Hola mi nombre es Calum”, dijo Hood y eso bastó para sembrar aún más emoción entre sus fans.

Tras más de una hora de show y una breve lluvia de obsequios que lanzaron a sus fans, la banda se despidió con su infaltable éxito “She Looks so Perfect”, y con la bandera de México colgada en el pedestal central, 5 Seconds of Summer dejó su huella en Monterrey.

La banda continuará su paso por México el viernes y sábado en el Auditorio Nacional.

Comentarios
Loading...