Serrat presentó su Antología Desordenada en Monterrey

0 50

Publicidad

Joan Manuel Serrat nos regaló una excelente noche llena de éxitos del cantante

Un concierto de Serrat es más bien una reunión de amigos, aquellos con los que te sientes en confianza y recuerdas viejos tiempos. Así fue su presentación de anoche en el Auditorio Banamex, en donde 3,300 personas (cifra oficial) pudimos disfrutar de su “Antología Desordenada.”

Agradeciendo a todos su presencia, dijo que siempre era un placer regresar a tierras regias a estar con viejos amigos. Este catalán al que adoptamos en México hace mucho tiempo, nos ofreció una noche llena de nostalgia y poesía en sus canciones. La noche comenzó con De Vez en Cuando la Vida, Para la Libertad, Disculpe el Señor, y Romance de Curro el Palmo. Habló de la niñez, de los problemas que tienen a su corta edad, diciendo “un mundo donde la mayor parte de los pobres son niños y la mayoría de los niños son pobres,” para seguir con Niño Salvaje.

Haciendo pausas de vez en cuando para platicar con el público, platicó de su carrera, un poco de su vida, pero siempre con ese buen humor característico suyo. Hace 50 años que comenzó su carrera y desde entonces nos ha deleitado con esas historias maravillosamente contadas en sus canciones.

Habló de cómo su antología sería trunca si no incluyera las canciones que ha escogido, en las cuales colaboró con varios colegas, y para poder cantar en catalán, escogió algunos fragmentos de canciones que son importantes para él. Entre ellas estuvo Canción de Cuna dedicada a su madre, siguió con Palabras de Amor, canción con la que nos hizo reír al decir que es muy popular en fiestas, bautizos, bodas, y hasta funerales. Una de sus favoritas dice que es Ahora que Tengo Veinte, sin embargo dijo que con el tempo se le hacía ridículo el título, así que lo ha cambiado a Hace Veinte Años que Tengo Veinte, para después volverlo a cambiar a Hace Veinte Años que digo que Hace Veinte Años que Tengo Veinte. Al cantar No Hago Otra Cosa Que Pensar en Ti dijo que esa canción sin Paquita la del Barrio no era lo mismo.

La noche seguía y los recuerdos también. Antes de irse presentó a sus músicos, y no se podía ir sin cantar Caminante no hay Camino”, “Fiesta” y la más esperada “Penélope”. Sin querernos despedir, terminó la velada no sin antes decir que esperaba volver pronto, y esperamos que así sea.

Comentarios
Loading...