The Wanted regala inolvidable noche a regias

0 11

Publicidad

Textos: Melisa Garza / Foto: Omar Bermúdez

La boy-band británica-irlandesa “The Wanted”, regaló una noche de ensueño a las enamoradas regias que asistieron este 5 de diciembre a su concierto como parte del Word of Mouth World Tour en el Auditorio Banamex, el cual podría ser su último concierto en la ciudad debido a que el pasado enero se anunció que la gira sería la última por un tiempo, pues los jóvenes artistas pretenden experimentar por caminos separados.

El show que se encargó de hacer feliz a las 1500 fanáticas (cifra oficial) fue totalmente diferente al que ofrecieron en los pasados conciertos de Europa y Norte América, puesto que su repertorio fue más corto y Nathan Sykes, el más joven de los integrantes, brilló por su ausencia después de anunciar que debido a una afección que sufre en las cuerdas vocales no se podría presentar en ninguno de los tres conciertos del país, sin embargo, esto no fue impedimento para que los 4 chicos hicieran de esta noche una de las mejores veladas de la vida de las jovencitas.

Publicidad

El encargado de abrir la noche fue Mario Bautista, un joven entusiasta destacado por su popularidad en las redes sociales que ahora ha comenzado a tener éxito en el ámbito musical. Durante su presentación, las “bautisters”, como se hacen llamar sus devotas seguidoras de, no dejaron de aplaudir y disfrutar sus interpretaciones.

“Nunca había venido a tierras regias, increíble en recibimiento de ustedes”, expresó el cantante a sus admiradoras.
Fue hasta las 9:35 cuando las luces se apagaron desatando eufóricos gritos que hicieron retumbar cada una de las esquinas del lugar para recibir a la esperada agrupación entre fuertes sonidos de sirenas y un remix que destacaba las voces de cada uno de los integrantes. “The Wanted”: anunciaron las bocinas, y mientras una enorme y pintoresca manta alzaba su nombre, Max George, Siva Kaneswaran, Jay McGuiness y Tom Parker, salieron lentamente al escenario para detonar la bomba de baile con “Chasing the Sun”.

La fiesta siguió con “Lighting” e “Invincible”, mientras que el momento melancólico llegó con “War zone”, y entre algunas frases en español como ‘Muchas Gracias’, ‘Te amo’, ‘Feliz Navidad’ y ‘Gracias por venir’, derritieron a cada una de las jóvenes que grababan el especial instante.

Galería de fotos, click AQUÍ

“The next song is for the ladies”, anunciaron para llenar de romanticismo el ambiente con “Show me love”, seguida de “Walks like Rihanna”, melodía con la que los gritos de los emocionados fans opacaron el sonido del recinto.

Las bromas y ocurrencias de los 4 jóvenes desataban las risas y carcajadas de todo el público, pero una de las acciones que marcó a los presentes fue cuando Tom se despojó de su sudadera para dejar al descubierto la playera de Rayados que portaba: “¡Te amo, Monterrey!”, gritó obteniendo como respuesta los impetuosos alaridos de los regios.

Cuatro sillas bastaron para hacer del show un total deleite, pues llevaron al público una sección acústica acompañados de un joven guitarrista para lucir espléndidamente sus voces con los rasgueos de “Could this be love”, “Demons” y “Lown sewn”.

Una total euforia surgió después de “Lose my mind”, pues los británicos anunciaron que subirían al escenario a 8 chicas para cantarles de frente. Empujones, gritos, cientos de brazos fuertemente alzados, chicas cargadas y un coro de “¡Yo!”, desataron el desconcierto entre el público.

Minutos después, las ocho afortunadas subieron al escenario entre lágrimas para saltar inmediatamente a los brazos de su favorito, llenarlo de besos y aprovechar para tomarse todas las fotos y videos posibles de ese inolvidable momento en el que su amor platónico les cantó “Heart Vacancy”.
Después de la sorpresa, llegó el éxtasis total con algunos de sus más grandes éxitos.

El show de luces intensificó la fiesta con “Gold Forever”, mientras que “I Found You”, tal como en el “fan versión” de su video, hizo vibrar y cautivar a todas las enamoradas fanáticas.”All Time Low” y “We Own The Night” se encargaron de incrementar el baile mientras desfilaban entre regalos que los seguidores les lanzaban al escenario, entre ellos un par de sostenes que Tom se encargó de presumir.

La eufórica e inolvidable noche terminó cuando una lluvia de agua aventada por los mismos cantantes, empapó al auditorio al comienzo de “Glad You Come”, y fue con la exitosa canción que agradecieron a sus fanáticos por haber sido testigos de lo que podría ser su último concierto en Monterrey.

Entre baile, gritos, suspiros, lágrimas y después de más de 15 canciones, culminó la casi hora y media en la que los chicos de “The Wanted” dieron todo de sí para hacer de esta noche una noche inolvidable para las “Prisoners”, como se hacen llamar las amantes de la agrupación.

Comentarios
Loading...