Camila invade a Monterrey con su romanticismo

0 55

Publicidad

Una excelente noche nos ofreció Camila en el Auditorio Banamex

Un derroche de amor y locura fue vivido durante la romántica velada que ofreció Camila como parte de su gira Elypse este 28 de noviembre en el Auditorio Banamex con un recinto casi lleno.

La agrupación que inicia una nueva faceta musical sin Samo, integrante que decidió salirse en el 2013, se presentó en Monterrey con un grupo de coristas entre los cuales destacó uno que dejó a todos con la boca abierta por su talento vocal y su gran parecido al ex –Camila.

Con media hora de retraso y ataviados con prendas negras, Mario Domm y Pablo Hurtado salieron de los lados del escenario ante violines que armonizaban la esperada escena de los ya eufóricos fanáticos, que a fuertes gritos inauguraron la gran noche.

“Perdón” fue la llave que Camila abrió la noche, y al comienzo del coro, con un espléndido show de luces, desató el entusiasmo de los ansiosos asistentes que aprovechaban para grabar el inolvidable momento.

El espacio vibró con las ensordecedoras ovaciones que trajeron las primeras notas de “Todo cambió”, y Mario, con un simple “¡Monterrey!, ¿Nos ayudan a cantar?” logró que el auditorio se vistiera de manos enamoradas que bailaban de un lado a otro con júbilo.

Los aplausos y alaridos siguieron con “Quédate”, “Me da igual” y “De venus”, temas con los que las imponentes estructuras que sostenían las luces, se posicionaron de un lado a otro para que a todas las almas las iluminaran los novedosos rayos laser.

Fotogalería: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.380331072132202.1073741882.240340706131240&type=1

Cuándo los acordes de “Abrázame” brotaron de la guitarra de Pablo, una lluvia de gritos irrumpió la tranquilidad que el bloque anterior había dejado. Mario salió de su célebre piano y comenzó a cantar aquella melodía que comenzó el gran sueño, mientras todos a una misma voz suplicaban: “¡Abrázame!”.

Después de que enormes y blancas estructuras surgieran a espaldas del escenario luciendo perfectamente el neón de las luces, Domm bautizó el siguiente momento como “único e irrepetible” y comenzó a sonar las delicadas notas que dan vida a “Bésame”, y junto al público seducido por la guitarra de Pablo y ante la imagen de Mario en su inseparable piano, aparentaban una escena digna de una película de romance.

El aclamado guitarrista aprovechó un momento del concierto para saludar y mencionar a su madre, quien se encontraba presente, y después de un “¡Mamá!, ¡Gracias por todo!”, dieron paso a “Entre tus alas”.

La fiesta se montó cuando “Tú”, “Tu tiempo ya se fue” y “Yo quiero”, con sus remates rockeros llenaron de energía a los presentes, quienes eran bañados con enormes figuras neón, y las damas suspiraban frente a los sensuales movimientos de Domm.

Al finalizar la electrizante fiesta, Domm se acopló de nuevo a su inseparable piano para interpretar “Adicto al dolor”, “Aléjate de mí” y “La vida entera”, y después invitó a los tres coristas que los acompañaban a dar vida a un popurrí de diferentes éxitos del pop que destacaron la privilegiada voz de cada uno de ellos: “Es la primera vez que hacemos esto”, dijo Domm.

“Perderte de nuevo”, “Volverte a amar”, “Llorar”, “Tocando fondo”, “Equivocada” y “Coleccionista de canciones”, formaron este deleite musical que en todo momento fue acompañado por las voces del público.

Llegando ya a la cúspide del concierto, “Mientes” fue cantada a todo pulmón por aquellos corazones rotos que se encontraban en el público y, a contraste, “Solo para ti” encendió las miradas de los enamorados que aprovecharon para dedicar la canción por teléfono.

Para cerrar con la noche, el tema que consolidó sus carreras, “Todo cambió”, volvió a dominar el escenario y, a petición de Domm por la situación que vive México, todos se tomaron de las manos irradiando total unión y armonía que remató con la última estrofa de la canción.

Abrazados junto a todos los músicos que hicieron posible tan efusiva presentación, Camila, después de hora y media y más de 20 canciones, culminó con un “Buenas noches, chavos, hasta pronto” para desaparecerse entre el escenario y darle fin a la romántica noche.

camila-auditorio-banamex

Comentarios
Loading...